Contacto

Ponte en contacto conmigo: diariodeundramaanunciado@gmail.com

Sigue el blog por mail ¡y no te pierdas ni un sólo post!

sábado, 7 de marzo de 2015

I don't wanna play that role, I don't wanna be the broken hearted girl.

Tengo la impresión de llevar mucho tiempo viviendo para vengarme.
Y ¿qué es lo que he hecho en todos estos años para vengarme? ESPERAR.
Valiente tontería, nadie se venga de nadie esperando.

No es que quisiera vengarme a lo bruto en plan Kill Bill, simplemente esperaba que fuese cierto aquello de que la vida pone a cada uno en su lugar.

El problema del dicho siéntate a la puerta de tu casa y verás el cadáver de tu enemigo pasar es que éste puede tardar décadas en pasar y quizás tú ni te enteres de que ha pasado.
El cadáver de mi último enemigo ha tardado cuatro años en pasar y tampoco ha sido su cadáver, a decir verdad, simplemente lo visto pasar por mi calle atado a los pies de unos caballos viejos, arrastrado por ellos.
No me parece que su sitio fuese prácticamente un paseo a caballo, se merecían algo mucho peor.

Otro cadáver tardó seis años exactos en dar, irónicamente, señales de vida. Y tampoco se puede decir que estuviese demasiado muerto.
Y ya me dirás tú a mí de qué me sirve tener noticias de qué tal o cual persona vive frustrada respecto a ciertos aspectos de su vida al cabo de seis años. Hola, ni me acordaba de que existías, viejo enemigo.

En fin, que vivo much too full of resentment y esas no son formas de vivir. Y desde luego esperando no voy a obtener venganza ninguna. Ni se puede vivir exclusivamente por venganza.

Supongo que en un momento dado cualquier motivo es bueno para mantenerse con vida pero esa fase ha de pasar, hay que encontrar un buen motivo basado en otros sentimientos más nobles para vivir.

O no. ¿Adónde me han llevado a mí los sentimientos nobles? A ser herida, decepcionada, a sufrir.

Y hete aquí que entonces no sé por qué o como tengo que sobrevivir. Hacerlo por odio o por venganza no reporta nada bueno, hacerlo por amor tampoco. Entonces, ¿qué queda?

No lo sé, tendré que descubrirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario