Contacto

Ponte en contacto conmigo: diariodeundramaanunciado@gmail.com

Sigue el blog por mail ¡y no te pierdas ni un sólo post!

jueves, 15 de agosto de 2013

But my knees were far too weak.

Como sé que la manera más rápida y efectiva de comunicarme contigo es esta, pues nunca falla decir algo malo sobre ti y que terceras personas te lo retransmitan, ahí va.

Te quejas de que Fulanita, Menganita y Perenganita te odian (no te odiamos, en realidad, sencillamente, nos cansamos de que siempre quieras a quien no tienes a tu lado, de tus cacaos mentales, de tus mentiras, de tus engaños, de dejarnos la piel por ti a cambio de nada, de tus broncas, tu mal humor, de tus líos, tu inmadurez y tu inestabilidad, del daño que nos haces, de ser juguetes en tus caprichosas manos, de no poder jamás confiar en ti, de tener siempre que tragar con tus exigencias, de no encontrarte nunca cuando te necesitamos y tener que estar siempre cuando nos necesitas y tantas y tantas otras cosas... y acabamos hasta el moño de ti).
Pero yo te pregunto: si tanta gente te "odia", ¿no será por algo? ¿No será, tal vez y sólo tal vez, que algo haces mal? Digo yo, eh.

Si quieres perderme, sabes lo que hacer.
Si quieres encontrarme, sabes donde estoy.


Adiós.